#aire libre

Trucos y sugerencias

Evita mover tu cámara

El trípode no es esencial para todas las fotografías. El único motivo para usar un trípode durante el día es cuando quieres aplicar una larga velocidad de obturación para lograr un efecto en particular, como un filtro ND para hacer difusa una cascada. Sin embargo, cuando estás sacando fotos de noche, es sumamente útil poder sostener la cámara sin tocarla.

1. Cuidado con los sacudones

Tu cámara ya está protegida de los sacudones con el trípode, ¿no? No del todo. El simple movimiento de presionar el botón del obturador sacude el sensor y puede producir un desenfoque indeseable. Para evitar esto, puedes usar un económico control remoto inalámbrico. ¿No tienes control remoto? Mira el manual para ver si tu cámara tiene un temporizador automático de dos segundos.

2. El trípode estabiliza la cámara, no al sujeto

A veces, como en el caso de las fotos del tráfico en movimiento, quieres que el movimiento quede difuso en tu cámara. Pero otros objetos en movimiento, sean personas o hasta objetos moviéndose en cámara lenta, se verán como si se estuvieran precipitándose en la toma final. Si el sujeto elegido es una persona, asegúrate de que esta se quede quieta hasta tomar la imagen.

3. Vigílalo

El trípode podría parecer estable como una roca, pero podría tener mucho peso, especialmente si has actualizado la cámara pero no el trípode. Un golpe hacia la derecha podría tumbarlo. Cuando no estés seguro, ponte la cámara con una correa al cuello como arnés de seguridad.

Kate Siobhan

Kate Siobhan es un escritora y fotógrafa residente en Vancouver, como así también colabora como editora en Matador y dirige la facultad de fotografía en MatadorU.
Ver más

Comparte tus historias Instagram

Usa el hashtag #sandiskstories para tener la chance de destacarte en este sitio.

Regístrate para obtener ofertas especiales.

Ofertas promocionales especiales y sugerencias de fotografía de SanDisk.