#aire libre

Alaska inesperada

Maravillas nuevas y sorprendentes dispersas por la tierra

Alaska inesperada

Desde que descubrí Alaska hace algunos años, he quedado hipnotizado por su escarpada belleza pura y su vasta naturaleza virgen. Alaska ha sido tan cautivante que he sentido la atracción de volver año tras año, solo para descubrir nuevas y sorprendentes maravillas dispersas por toda esta extensa y exótica tierra. Este año no fue diferente. Me preparé para descubrir el Ártico y, quizás, fotografiar auroras y osos polares por primera vez.

Lo primero que uno descubre al visitar Alaska es cuán lejos está realmente del continente. Los años anteriores, viajé desde Los Ángeles hasta Anchorage, que lleva algo más de 5 horas, aproximadamente el mismo tiempo que viajar de costa a costa. Sin embargo, este año, volé desde Houston hasta Fairbanks con un tiempo de vuelo total de 8 horas y media. ¡Casi el mismo tiempo que lleva volar desde la costa oeste a Europa!

Con Fairbanks como centro, mi primera parada fue para explorar el Parque Nacional Denali. La primera vez que visité Denali fue el verano pasado, pero llovió todo el tiempo durante mi estadía. Me preguntaba si la montaña McKinley era un mito, ya que la cordillera de Alaska permanecía oscura por las nubes, la niebla y la poca visibilidad. Después de cuatro días, pude tomar solo unas 100 imágenes, ninguna de las cuales era adecuada para publicar. Ansel Adams tuvo una experiencia similar al intentar fotografiar la montaña McKinley en verano. Me pregunto si tendría que haber prestado más atención a sus escritos que a sus fotografías.

Planeé el viaje de este año a Denali para la temporada de otoño que, generalmente, en Alaska hay cielos claros y un clima fresco pero con temperaturas agradables. Al llegar, sabía que la visita de este año sería totalmente diferente. El clima cálido y los cielos claros me dieron la bienvenida, mientras la completa floración de colores del otoño y la nieve fresca en las montañas fueron una sorpresa inesperada.

La belleza de la tundra en los colores del otoño es casi indescriptible. Los naranjas, rojos y amarillos parecen de una pintura de Van Gogh. Esperaba ver los árboles frondosos cambiar sus colores, pero había olvidado que la tundra es simplemente una selva de árboles y arbustos en miniatura. Ocultos en la selva de medio metro de altura había frambuesas y arándanos frescos y dulces. ¡Qué placer degustarlos durante las tardes mientras tomaba fotografías de los paisajes de Denali!

Después de mi visita a Denali, me preparé para explorar el interior de Alaska por la autopista de Dalton, una vía de grava de 150 metros paralela a las tuberías de Alaska desde Fairbanks hasta Deadhorse (también conocida como Prudhoe Bay). La autopista de Dalton es la ruta más aislada de América, más conocida por su rol protagónico en el programa de televisión “Ice Road Truckers”.

La Ruta de Carga, como los camioneros llaman a la autopista de Dalton, atraviesa una hermosa y desolada extensión de tierra. Solo hay dos pueblos a su paso, Coldfoot (con una población de 10 habitantes) y Wiseman (con entre 11 y 13 habitantes, según a quién se le pregunte). Tal lejanía ofrece oscuros y hermosos cielos nocturnos para la fotografía del espacio celeste, incluso auroras. Durante el día, pueden verse manadas de renos por las colinas de la cordillera de Brooks, cerca del Refugio Nacional Ártico de Vida Silvestre, mientras que el buey amizclado puede encontrarse en los llanos cerca de Franklin Bluffs. Otra especie silvestre como el zorro colorado, la ardilla de tierra ártica, el alce y muchas especies de aves decoran el paisaje.

 Llegar a Deadhorse es como visitar una colonia aislada en otro planeta. El clima es inhóspito y la desolación de este pueblo de la industria petrolera no es muy amigable. Solo hay unos 25 residentes durante el año en este pueblo de avanzada humano y no hay residencias privadas. Todos se alojan en campamentos de la industria petrolera.

Las personas en Deadhorse están allí solo por un motivo: trabajos petroleros bien pagos. Un peón de embarcadero (trabajo de nivel inicial en la industria petrolera) puede ganar más de $100.000 anuales en Deadhorse, sin incluir los beneficios completos, viáticos y todos los gastos pagos. Supongo que es por eso que lo llaman el “oro negro”.

La vida en Deadhorse es simple: 12 horas de trabajo seguidas de 12 horas de sueño, repetidas durante dos semanas, sin riesgos laborales y regreso a casa durante dos semanas para gastar tu dinero petrolero ganado con esfuerzo. No bebas demasiado cuando vayas a casa y no olvides regresar al trabajo a tiempo.

El moderno aeropuerto de Deadhorse sirvió como punto de partida para mi visita a la isla de Barter, una isla protectora de tres por seis kilómetros frecuentada por osos polares. La isla recibió su nombre cuando los esquimales nativos establecieron como puesto comercial en el siglo XIX.

Después de un paseo de 30 minutos en avioneta, llegué a la ciudad de Kaktovik, el centro poblado de la isla de Barter. En Kaktovik no hay terminal aérea ni transporte público. Un viejo ómnibus escolar sirvió como la única conexión entre la pista de aterrizaje de gravel y la rústica posada en el pueblo (en realidad, se parecía más a un grupo de casas rodantes conectadas entre sí). Los pilotos oficiaron también de maleteros y los lugareños ayudaron a recolectar a los turistas, los equipos de cámaras y el equipaje.

Dada la lejanía, los esquimales en Kaktovik practican la supervivencia tradicional, que incluye la caza de renos y ballenas de Groenlandia. El pueblo puede, por ley, cazar tres ballenas por año, lo que proporciona a sus 239 residentes una fuente barata de grasas y proteínas para su supervivencia. Los restos de ballena también son de beneficio para los osos polares locales.

Estos son considerados mamíferos marinos y dependen de las masas de hielo y las focas para sobrevivir. Aunque son nadadores privilegiados, los osos polares no son muy ágiles en la tierra, lo que los hace cazadores poco hábiles en verano. Durante los meses cálidos, cuando se derriten las masas de hielo, los osos polares quedan varados en la tierra y pasan mucho tiempo durmiendo y conservando energía.

Los osos de la isla de Barter han desarrollado una relación simbiótica con los esquimales. Como resultado de la caza de ballenas en otoño, los esquimales desechan los huesos y otros tejidos que no consumen los humanos en una “pila de huesos”. Los osos pueden consumir estos elementos, que les proporciona una fuente de energía enriquecida que no estaría presente en el ambiente de forma natural. Para mí, fue un poco perturbador visitar la pila de huesos para ver a los osos alimentarse de restos de ballena, pero es un contraste entre la vida y la muerte para algunas imágenes impresionantes.

Mientras visitaba Kaktovik, pude contar 24 osos polares diferentes, incluidos muchos cachorros de uno y dos años. Hay investigaciones en curso para comprender mejor a la comunidad de osos polares, aunque parecen estar saludables y crecer proliferadamente. Los esquimales también han recibido a los osos polares como una fuente de turismo ecológico para la isla. Quizás tanto los osos como los humanos puedan beneficiarse de esta nueva relación.

El regreso a casa desde estos lugares exóticos siempre tiene un sabor amargo para mí. Si bien no puedo esperar para ver las fotografías y contarles a mi familia y amigos acerca de la aventura, también dejo con nostalgia la naturaleza de Alaska. Su abrumadora magnificencia y grandeza alimentan mi espíritu que, al mismo tiempo, despiertan la necesidad existencial del llamado a la aventura y la exploración. Es una sensación única y quizás esa sensación sea la razón más profunda por la que siempre regreso a la última frontera de América.




Pinterest Tumblr

Cesar Aristeiguieta

César Aristeiguieta es un premiado fotógrafo de expediciones y publicitario que captura la imponencia humana y de la naturaleza
Ver más

¿Hay algún destino remoto al que te gustaría viajar algún día? ¿Dónde?



Comparte tus historias Instagram

Usa el hashtag #sandiskstories para tener la chance de destacarte en este sitio.

Regístrate para obtener ofertas especiales.

Ofertas promocionales especiales y sugerencias de fotografía de SanDisk.