#deportes

Tacos, tequila y banditos

Siempre una aventura en Méjico

Tacos, tequila y banditos

Siempre estoy predispuesto para la aventura. He estado en algunos lugares bastante peligrosos por todo el mundo durante mi carrera de fotógrafo. Había tenido un altercado con rebeldes zapatistas armados con machetes afilados de casi 2 metros en lo profundo de la selva mejicana, mientras fotografiaba una expedición en kayaks, donde terminé sobornándolos con $1000 en efectivo para que me dejaran libre. Así que cuando me llamó el remero profesional, Joel Kowalski, para realizar un viaje a Michoacán, Méjico, dudé un poco, por no decir bastante.

Joel había planeado la aventura durante algunos años, y ha preparado un gran equipo de atletas, incluidos los remeros de Red Bull: Rafa Ortiz y Dane Jackson. El viaje sonaba asombroso y ningún grupo de remeros había explorado realmente la zona. Así que compré boletos y me subí a un avión con destino a Méjico con mi hermano David, que me asiste en mis trabajos.

Michoacán no es una variedad de jardines mejicanos. Cuando llegamos, la gente del lugar no dejaba de preguntarnos por qué estábamos en Michoacán. Los turistas no suelen visitar esa parte de Méjico, en parte debido a la guerra contra las drogas que ha permanecido activa por años, derramando mucha sangre en la región. Pero nosotros no estábamos allí para envolvernos en una batalla; solo queríamos encontrar unas cataratas gigantescas que nunca antes habían sido navegadas.

En nuestro primer día de fotografía nos adentramos en un barranco con un calor sofocante de 32 °C a una cascada de 12 metros en el Río Hoyo del Aire para encontrarnos con nuestro equipo de remeros que remaban la primera pendiente del inexplorado río.

Por fortuna, todo surgió sin ningún impedimento. El problema principal de la expedición en kayak es cuando alguien se lastima, ya que es muy difícil sacarlos de la canoa para darles atención médica.

De regreso a casa, festejamos en la calle de los tacos en un puesto junto a la carretera cerca de la ciudad, mientras bebíamos cerveza y tequila para celebrar nuestro exitoso día. La cuenta fue de solo $23 y éramos 10 hombres hambrientos que comimos una cantidad exagerada de tacos.

Dado que el viaje comenzó con éxito, decidimos desafiar nuestra suerte e ir a explorar unas cataratas que estaban a unas pocas horas de nuestra base en Uruapan la mañana siguiente.

Después de conducir e incursionar todo el día, lo único que encontramos fueron unas cataratas que desembocaban en rocas. Estábamos cansados y hambrientos así que decidimos detenernos a comer en un pequeño pueblo antes de nuestro largo viaje de regreso a nuestra base en Uruapan.

Creo que si no hubiésemos estado tan cansados, nos hubiésemos aguantado y tomado la ruta mucho antes. Conducir después del anochecer en Méjico puede ser inseguro. Después de una hora por la ruta, nos encontramos con un camino bloqueado por soldados mejicanos que cargaban armas M-16 (los soldados del gobierno pueden ser tan corruptos como los carteles de drogas en algunos lugares), así que estábamos muy nerviosos. Afortunadamente, nuestros guías persuadieron a los soldados y, después de una rápida inspección del vehículo, estábamos en camino nuevamente. Unos 20 minutos después, nos encontramos con un montón de peñascos que bloqueaban el camino y, desde la oscuridad, aparecieron hombres enmascarados con rifles de asalto AK-47. Estos hombres comenzaron a rodear los vehículos y a gritarnos en español que no nos moviéramos. Por un momento, parecía ser el peor escenario, y lo más leve que podía pasar era que nos robaran. Recientemente también son comunes los secuestros para la trata de personas en algunas partes de Méjico.

Después de lo que pareció MUCHO tiempo, nos dimos cuenta de que los hombres con armas en realidad eran vigilantes que buscaban traficantes de drogas. Finalmente, nos permitieron seguir nuestro camino. Volvimos a nuestra base en Uruapan muy tarde y perturbados por la noche.

Mientras abordábamos el vuelo de regreso a Estados Unidos, pensaba en que si nos hubiésemos quedado unos días más, nuestra suerte se hubiese agotado.

Méjico siempre es una aventura, y en este viaje pudimos tomar fotografías espectaculares de cataratas que nunca antes habían sido navegadas.




Pinterest Tumblr

Lucas Gilman

Lucas Gilman fotografía deportes en todo el mundo desde una perspectiva extrema.
Ver más

¿Alguna vez estuviste en una situación en que la suerte estuvo de tu lado?



Comparte tus historias Instagram

Usa el hashtag #sandiskstories para tener la chance de destacarte en este sitio.

Regístrate para obtener ofertas especiales.

Ofertas promocionales especiales y sugerencias de fotografía de SanDisk.